PUEDE HABER NARDANONE EN LA TERMINAL PARA RATO

PUEDE HABER NARDANONE EN LA TERMINAL PARA RATO

Luego de manifestar hasta el cansancio su desinterés por la concesión de la terminal de ómnibus de Villa Regina, Pedro Nardanone, empresario que llevó adelante el proyecto y construcción de la terminal y actual consignatario de la misma. Recuperó la motivación para con lo que en su momento fue el gran emprendimiento en la ciudad.

En los estudios de LU16 Radio Río Negro, Nardanone dialogó en el programa Puntos de Vista donde dejó en claro que los proyectos atados a la terminal volvieron a despertar el interés del empresario que lleva dentro.
Conocida es la forma de expresarse de Pedro, que dejó varias frases en la charla mantenida, imponiendole su impronta verbal que carga a lo que su mero contenido expresa.
«Dejenme que la tire abajo, ya que no puedo administrarla» manifestó molesto por las condiciones en que encontró al 1° piso del edificio. Primer piso que sostiene se lo quitaron bajo nulos argumentando. A lo que le sumó «me la remataron a mi para abandonarla»
«Hice la terminal pensando que hoy Regina tendría 100.000 habitantes y tiene casi los mismos que cuando la construí» remarcó al destacar el nulo crecimiento que tuvo la ciudad que impiden que proyecciones futuras como la por él realizada en su momento sea viables.

Lo cierto y concreto que el actual consignatario es Pedro Nardanone, porque según le expresaron se perdieron los papeles en los que cedió la misma a su ex-pareja. La cual le manifestó que no quiere seguir con la administración del edificio.
Ante esto, el desinterés de la señora Bonjour y ser legalmente el consignatario, Pedro retomó su rol de responsable del edificio, dialogó con los inquilinos, comenzó con obras de refacción y espera la definición de un nuevo proyecto que lo vincula nuevamente con el ejecutivo municipal. Dado que firmó junto con el intendente Carlos Vazzana y Casinos del Río una carta de intención donde la empresa construirá un nuevo edificio en el ingreso Oeste de la ciudad en un predio donde en su momento se planteó la instalación de un mayorista. Edificio al que se trasladará la terminal, pasando el actual edificio a manos de Casinos del Río.
Si bien aun restan dos años para la culminación la concesión, Nardanone dejó en claro que el contrato le permite extenderla por 30 años mas. Que sería viable de poder concretarse esta carta intención y se implemente el tan reclamado toque de anden.

En cuanto a que donde la actual terminal sea un Casino, Pedro se muestra divergente dado que no sería lo ideal para el, pero no quiere ser una traba para el desembarco de nuevas inversiones; si bien deja en claro que los Casino son aspiradoras de dinero.