AGROINDUSTRIA DESTINARÁ $540 MILLONES PARA LA CADENA FRUTÍCOLA DEL ALTO VALLE DE RÍO NEGRO Y NEUQUÉN

AGROINDUSTRIA DESTINARÁ $540 MILLONES PARA LA CADENA FRUTÍCOLA DEL ALTO VALLE DE RÍO NEGRO Y NEUQUÉN

24/05/2017 Desactivado Por Administrador Web LU16

El ministerio de Agroindustria de la Nación destinará $540 millones para la cadena frutícola del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, entre otras medidas a tomar en distintas dependencias, organismos y asociaciones para avanzar de manera conjunta en una solución para el sector productivo de peras y manzanas.

La decisión se tomó luego de una reunión convocada y encabezada por el ministro Ricardo Buryaile, en la que participaron Jefatura de Gabinete, representantes de cinco ministerios nacionales, organismos descentralizados, las provincias de Río Negro y Neuquén, el sector privado y federación de productores.

También asistieron miembros de Jefatura de Gabinete de Nación y los Ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; Producción; Desarrollo Social; y Ciencia, Tecnología e Innovación; Senasa; INTA; AFIP; Banco Nación; Banco BICE; sindicatos y cámaras de la actividad.

Durante la jornada cada representante del sector transmitió que la cadena de peras y manzanas atraviesa una coyuntura difícil luego de muchos años de resultados negativos, pero mantiene un gran potencial a futuro.

Desde Agroindustria se determinó, por un lado, un fondo específico de $240 millones para el Plan Sanitario y, por otro, $300 millones para financiar a productores frutícolas que no son sujetos de créditos bancarios a través del Fondo Nacional de Agroindustria (Fondagro).

En este sentido, el Estado Nacional ofrece herramientas de apoyo y avanzar en un trabajo en mesas sectoriales para resolver la problemática de hoy y reinsertar al sector en un camino de crecimiento.

En relación al Plan Sanitario, se presentó el proyecto para la lucha contra la Carpocapsa, en el que se incluye para ambas provincias la erradicación de montes abandonados, la utilización de trampas de confusión sexual y control químico para productores de acuerdo a la cantidad de hectáreas.

Otra de las necesidades trabajadas fue la Ley de Emergencia para las cadenas, y el Ministerio de Agroindustria se comprometió a trabajar en la mayor brevedad posible para su reglamentación.

Además, el Ministerio de Trabajo pondrá a disposición el Programa de Recuperación Productiva (REPRO).

En tanto, desde el Ministerio de Desarrollo Social, a través del Programa Arraigo, con la coordinación de la Secretaría de Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial, y técnicos del INTA, se asistirá a pequeños y medianos productores para que puedan tomar mejores decisiones y reinsertarlos en una actividad sustentable.

La herramienta incluye un aporte de $4.500 por mes y por cada productor que cuente con menos de 10 hectáreas.

En este sentido, en esta etapa diagnóstica se está analizando en el armado de 60 grupos de 35 productores cada uno.

En torno a las herramientas de crédito y financiación, el Banco BICE refirió a un fondo disponible de $300 millones; y el Banco Nación trabaja en una línea específica para fondear a la fruticultura, que estaría disponible a partir de julio.

Con el objetivo de mejorar la calidad genética, junto al MinCyt se pondrá a disposición recursos transversales como el Fondo Tecnológico Argentino (Fontar), para la construcción de un banco genético en territorio.

Además participaron el director nacional Fruticultura y Horticultura, Juan Machera; el vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi; el coordinador de Fondagro, Ernesto Ambrosetti; referentes del INTA; Mariano Meyer secretario del Ministerio de Producción de la Nación; los ministros de Producción de Río Negro, Alberto Diomedi; y de Producción y Turismo de Neuquén, José Brillo; Jorge Toranzo, Director de la Estación Experimental Agropecuaria Alto Valle del INTA delegados de la Secretaría de Comercio; representantes del Banco Nación, del BICE; y demás funcionarios nacionales.

Por el sector privado estuvieron presentes el presidente de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén; miembros la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI); del Sindicato de Obreros Empacadores de Fruta de Río Negro y Neuquén (Soefrnyn), Uatre; Cámara Argentina de la Industria y Exportación de jugos de manzana y pera y afines (Cinex) y demás delegados de entidades.